Blog de Onda Naranja Cope

Semana Santa

De Semana Santa

Escrito por ondanaranjacope 07-04-2017 en Editorial. Comentarios (0)


Llega la Semana Santa, unas fechas que para todos tienen mucho significado, aunque no para todos tiene el mismo.

Para los cristianos son los días más importantes de todo el año ya que se rememora la pasión, muerte y resurrección de Cristo, o lo que es lo mismo, uno de los misterios que dan sentido a la fe cristiana. En estos tiempos que corren no es fácil reconocerse cristiano y mucho menos si se es responsable con la fe y por tanto se observan una serie de preceptos que, desde hace un tiempo, están muy mal vistos por la sociedad en general.

No está de moda ser religioso, o mejor dicho, no está de moda ser cristiano ni católico y reconocerlo públicamente. Si uno dice que sigue los preceptos de la Iglesia, automáticamente es tachado de “carca” o incluso de intransigente e intolerante, algo que no ocurre si uno se declara seguidor de otra doctrina o religión. Todo porque parece que seguimos teniendo una serie de complejos absurdos que nos hace renegar de algo que es tan esencial para el ser humano como la religión.

No voy a caer en lo fácil que sería comparar el respeto o temor que muchos tienen a determinadas religiones o creencias frente al desprecio que muestran por otras, pero sí por el necesario respeto que debemos tener y mostrar todos por aquellos que quieren vivir y mostrar sus creencias religiosas y también a los que no quieren hacerlo.

Todo esto viene provocado por lo que me parece es un falso sentido de progresismo que mezcla en un totus revolutus la religión con la iglesia el estado y la historia, bien o mal contada, que para algunos se ha convertido en su propio evangelio o incluso en la letanía que se repite constantemente.

No seré yo quien diga que la Iglesia no tiene sombras, o que es perfecta, porque no lo es, sobre todo porque está formada por seres humanos, que somos lo más imperfecto que existe, pero de ahí a convertirla en culpable de todos los males, media un abismo.

Con la llegada de la Semana Santa, muchos se alegran porque llegan los primeros días de vacaciones que además son el preludio de las vacaciones de verano, pero otros lo hacen porque además de esos días festivos, tienen la oportunidad de vivir públicamente su fe y de compartir con los demás sus creencias.

Otra cosa es que esto se convierta en cuestión de Estado. Creo que la religión es fundamental en la vida de las personas, pero en el ámbito privado, por eso no me parece bien la politización de los actos religiosos, tampoco los de la Semana Santa, por más que creo que esta celebración sí ha de ser apoyada por las instituciones, pero no por el carácter religioso que tienen, sino porque además del aspecto espiritual, cuenta con otros aspecto mucho más banales, que son fundamentales para el sostenimiento económico y cultural de sociedades como la de Gandia o La Safor.

No, no me parece bien que nuestros políticos presidan las procesiones por imperativo, tampoco que no lo hagan por la misma imposición, creo que cada uno ha de ser libre para decidir si quiere participar de un acto tan significativo como una procesión religiosa, pero eso sí, independientemente de dicha participación, creo que sí debería recibir todo el apoyo una celebración como esta porque forma parte de nuestra cultura y tradición viva y hay que preservarlo, además de recordar el importante carácter cultural que tiene y por supuesto, no podemos olvidar la importancia turística que tiene la Semana Santa.

Soy partidaria de que cada uno viva la Semana Santa como considere, en plena libertad, disfrutando de la procesión, participando de los oficios o acudiendo a la playa, pero que lo haga sin imposiciones. Ni creo que fuera bueno cuando se obligaba a la gente a ayunar, rezar y guardar preceptos, ni me parece positivo que ahora se intente “criminalizar” a nadie porque sea religioso y quiera vivirlo públicamente aprovechando la Semana Santa, así que elijan ustedes cómo hacerlo. Si deciden hacerlo dejándose llevar por la religiosidad de las fechas, bienvenidos a la Safor, porque tenemos las mejores representaciones y expresiones de la Semana Santa y si deciden vivirla disfrutando de las vacaciones, ningún lugar mejor que nuestra comarca donde podrán disfrutar de playa, montaña y espacios naturales. En todo caso, sea cual sea su elección, espero que decidan vivir la Semana Santa con nosotros.

¡Feliz Semana Santa a todos!

De Semana Santa

Escrito por ondanaranjacope 30-03-2016 en Editorial. Comentarios (0)

Casi sin darnos cuenta, hemos pasado de la semana de fallas, a la Semana Santa, una transición tan rápida y breve que nos ha dejado en las calles imágenes tan variopintas y particulares como la que ilustra esta página, con los cofrades en la procesión del domingo de ramos y la imagen de la Virgen de los Desamparados de los falleros presidiendo la Plaza del Ayuntamiento.

Esta coincidencia ha sido aplaudida por unos, aquellos que esperan que con el reclamo de las fallas, los turistas adelanten la llegada a Gandia para vivir las fiestas josefinas a la vez que las de la Semana de Pasión, mientras que otros, no la han recibido con tanto júbilo, teniendo en cuenta que los falleros son casi todos cofrades y al revés, además de los que llevan un año esperando para vivir intensamente la Semana Santa y han visto cómo al solaparse actos, se han anulado algunos.

Hay quien ha aprovechado para pedir que se vuelva a abordar el cambio de fechas definitivas de las fallas, para que siempre caigan en fin de semana o incluso los que piden que la Semana Santa no dependa del calendario lunar para quedarse fija en unas fechas concretas.

Yo no soy partidaria de ninguno de estos cambios, a pesar de que reconozco que para la hostelería y el turismo sería mejor poder fijar ambas fechas para conseguir, en un caso, más afluencia de turistas y en otro caso, poder buscar mejor climatología, pero creo que en ambos casos, la tradición ha de prevalecer para preservar las fiestas.

Claro, que tal y como están las cosas, quizás éste sea solo el primer paso para lo que se ha venido a llamar la “dessacralización” de la Semana Santa, que me parece la más supina estupidez escuchada en mucho tiempo.

¿Cómo se le puede quitar el componente religioso a una festividad que se basa en el misterio de la Resurrección de Cristo, que es uno de los pilares fundamentales de la religión católica?

Esta nueva moda de renunciar a todo lo que tiene algo que ver con la religión, en un país que, pese a que les moleste a muchos, sigue siendo profundamente religioso, poco practicante pero muy creyente, es algo que deberían estudiar nuestros políticos y prestar mucha atención todos los que tenemos una Fe y unas creencias de las que no queremos renunciar.

Si quieren ustedes eliminar la Semana Santa, deberán proponerlo con todas sus consecuencias, pérdida de votos incluidas en esas consecuencias, pero tengan claro que jugar con las creencias y sentimientos de la multitud no puede quedar sin consecuencias, sobre todo cuando la ciudadanía no entendería que se le privara de una celebración tan arraigada como esta.

CARMEN BERZOSA