Blog de Onda Naranja Cope

Oliva

De trenes y paciencia

Escrito por ondanaranjacope 15-12-2017 en Editorial. Comentarios (0)


Esta semana, convocada por la ciudad de Oliva se ha organizado una nueva protesta porque pese a que legislatura tras legislatura desde hace más de 20 años los políticos nos prometen que va a venir el tren a la Safor, lo cierto es que los años pasan y el tren no llega nunca.
Desde un primer momento tuvimos claro que no era tarea fácil la de retornar el tren a la Safor, un tren que desapareció en 1974 y que desde el primer momento se prometió que “nada más se pueda” volveríamos a tener el tren.

Se que a muchos les puede parecer algo caprichoso, sobre todo en esta época en la que uno piensa más en otros tipos de transporte y en la que parece que con la globalización todo es mucho más fácil y rápido y en ese “todo” se debería incluir el transporte.

Pero nada más lejos de la realidad. No es fácil. Más de 20 años de reivindicación y tal y como se plantea en estos momentos, todo apunta a que serán más los años en los que tendremos que protestar y exigir para conseguir que se nos tenga en cuenta. Estos días recuerdo una convocatoria de Les Corts en la comarca de la Safor en la que el President de les Corts, el olivense Enric Morera invitó a los diputados a trasladarse de Valencia a Oliva en trasporte público, parecía una tontería, pero lo cierto es que era la forma más evidente de hacer ver a los políticos que lo que se pide es fundamental para una comarca que pretende ser pionera en muchos aspectos y que no lo puede ser por esta clara desventaja.

En aquella ocasión parecía que las dificultades de transporte habían sido evidentes y que con ello se conseguiría el compromiso real de los políticos para que los ciudadanos pudieran disfrutar de lo que otros disfrutan desde hace años, poder ir en transporte público entre al menos Gandia y Oliva de una forma cómoda y racional, pero a tenor de las últimas noticias que tenemos, todo apunta a que no va a ser así. Todo apunta a que una vez más, la excusa del dinero va a ser la utilizada por los gobiernos del Estado y la Generalitat para no cumplir con la Safor, para no ponernos el tren.

No es una cuestión de comodidad, ni siquiera es una cuestión de modernidad, es más bien una cuestión de igualdad y de preservación de derechos. La Safor no cuenta con un tren que se hace necesario para conectar algunas de las localidades con cierta eficiencia y comodidad, pero sobre todo es necesaria para conectar dos provincias como son Alicante y Valencia que comparten, entre otros, intereses turísticos y culturales.

No hay dinero, nos dicen, mientras vemos cómo se realizan inversiones y contrataciones en otras comarcas. Soy partidaria de que, en una comarca como la nuestra, no todos los pueblos pueden ni deben tener todos los servicios, creo que ya ha pasado la moda de tener piscinas cubiertas todos los municipios o canchas de tenis y fútbol con hierba artificial, ahora ya nos estamos acostumbrando a que cada pueblo puede ofrecer unos servicios mientras los ciudadanos nos podemos trasladar de unos pueblos a otros para disfrutar de los mismos racionalizando el gasto, pero esta teoría, que en principio es buena, falla cuando el transporte público falla estrepitosamente.

Creo que es fundamental que todos vayamos a la concentración de Oliva porque esa foto, con miles y miles de ciudadanos nos ayudará a que cuando nuestros políticos locales vayan a Valencia y a Madrid a pedir el tren, puedan poner cara a los ciudadanos que más que pedir, exigimos igualdad en derechos, inversiones y sobre todo en posibilidades de desarrollo, algo que nos daría el Tren.

De ferias

Escrito por ondanaranjacope 16-06-2017 en Editorial. Comentarios (0)


Cuando todavía resuenan los ecos de lo que aconteció en Gandia el pasado 6 de junio, con la celebración del Concurso de Fideuà de Gandia, en la comarca ya nos preparamos para más actividades, en concreto en la ciudad de Oliva. Dos eventos que pese a que se celebran de forma consecutiva, lo cierto es que son diferentes en la concepción pero con la misma tradición, o casi.
Por un lado tenemos la Fira i Festes, o lo que es lo mismo, las fiestas patronales de la localidad, que un año más se plantea con un importante esfuerzo organizativo y económico para intentar contentar a todos los públicos diferentes tanto por edades, como por gustos. Actividades que además, en su gran mayoría, son de carácter gratuito para que no haya ningún olivense que se quede sin poder celebrar sus fiestas por no poder pagar una entrada.
Actividades para niños, jóvenes, adultos y gente mayor que sin llegar a solaparse, sí se desarrollan de forma continuada para que siempre haya acción en Oliva durante el fin de semana de Ferias.
Lo único que no se ha controlado, porque es imposible, al menos de momento, es la climatología, que amenaza con molestar por las altas temperaturas que se esperan durante todo el fin de semana
Y este evento, es seguido de otro igualmente consolidado y que aunque tiene un carácter marcadamente comercial y económico, lo cierto es que llenará de igual manera las calles del municipio y además, si se cumplen las previsiones, dejará una buena cantidad de dinero en Oliva producto de las ventas a realizar, me refiero a la Feria del Motor y Maquinaria Industrial que este año va a contar con 14.000 metros cuadrados de exposición para que más de 60 expositores muestren sus productos, tanto de vehículos nuevos como de ocasión y también hay espacio para las dos ruedas, la maquinaria agrícola o industrial, e incluso para que las asociaciones de Oliva, que son unas cuantas, puedan tener también sus estands y así, además de animar el espacio, recaudan fondos para desarrollar sus actividades.
La Feria del motor de Oliva es la decana en la Safor, plenamente consolidada ha conseguido superar los baches de la crisis y mantenerse como uno de los polos de atracción comercia, hablando de motor, destacados en el año en el calendario de los amantes del motor o de las ferias. Este año, según nos cuenta, se espera un incremento en las ventas, algo que ya se produjo el pasado año y que viene a afianzar la idea de muchos de que ahora sí, por fin, se está superando la crisis económica.
Lo cierto es que gracias a estos dos eventos, que este año además coinciden con la celebración de la Nit de Sant Joan, Oliva se convierte en un importante punto de atracción y atención en la comarca, justo cuando estamos a punto de iniciar el verano y por tanto a punto de la temporada turística alta en la que todos los municipios de costa buscan una excusa para conseguir llamar la atención y así conseguir que los turistas se pasen por sus playas, calles y sobre todo, por sus estaciones para poder dejarse unos euros importantes para cada localidad.
Oliva, y no es de forma casual, cuenta con estas actividades que además, se promocionan fuera de la comarca y tal y como se ha podido comprobar consigue llamar la atención lo suficiente como para que venga gente de fuera de Oliva y de fuera de la comarca para conocer las novedades de motor, justo en estas fechas, pese a las ofertas que también se realizan de forma similar en otros municipios.
De hecho, todavía resuena la polémica sobre si la creación de la Feria del Motor de Gandia acabaría con la de Oliva y ya se ha podido comprobar, que tal y como aseguraron desde la ciudad condal desde el primer día, Oliva tiene su feria muy consolidada y no tiembla por otras ofertas, por muy similares que sean.