Blog de Onda Naranja Cope

motor

De ferias

Escrito por ondanaranjacope 16-06-2017 en Editorial. Comentarios (0)


Cuando todavía resuenan los ecos de lo que aconteció en Gandia el pasado 6 de junio, con la celebración del Concurso de Fideuà de Gandia, en la comarca ya nos preparamos para más actividades, en concreto en la ciudad de Oliva. Dos eventos que pese a que se celebran de forma consecutiva, lo cierto es que son diferentes en la concepción pero con la misma tradición, o casi.
Por un lado tenemos la Fira i Festes, o lo que es lo mismo, las fiestas patronales de la localidad, que un año más se plantea con un importante esfuerzo organizativo y económico para intentar contentar a todos los públicos diferentes tanto por edades, como por gustos. Actividades que además, en su gran mayoría, son de carácter gratuito para que no haya ningún olivense que se quede sin poder celebrar sus fiestas por no poder pagar una entrada.
Actividades para niños, jóvenes, adultos y gente mayor que sin llegar a solaparse, sí se desarrollan de forma continuada para que siempre haya acción en Oliva durante el fin de semana de Ferias.
Lo único que no se ha controlado, porque es imposible, al menos de momento, es la climatología, que amenaza con molestar por las altas temperaturas que se esperan durante todo el fin de semana
Y este evento, es seguido de otro igualmente consolidado y que aunque tiene un carácter marcadamente comercial y económico, lo cierto es que llenará de igual manera las calles del municipio y además, si se cumplen las previsiones, dejará una buena cantidad de dinero en Oliva producto de las ventas a realizar, me refiero a la Feria del Motor y Maquinaria Industrial que este año va a contar con 14.000 metros cuadrados de exposición para que más de 60 expositores muestren sus productos, tanto de vehículos nuevos como de ocasión y también hay espacio para las dos ruedas, la maquinaria agrícola o industrial, e incluso para que las asociaciones de Oliva, que son unas cuantas, puedan tener también sus estands y así, además de animar el espacio, recaudan fondos para desarrollar sus actividades.
La Feria del motor de Oliva es la decana en la Safor, plenamente consolidada ha conseguido superar los baches de la crisis y mantenerse como uno de los polos de atracción comercia, hablando de motor, destacados en el año en el calendario de los amantes del motor o de las ferias. Este año, según nos cuenta, se espera un incremento en las ventas, algo que ya se produjo el pasado año y que viene a afianzar la idea de muchos de que ahora sí, por fin, se está superando la crisis económica.
Lo cierto es que gracias a estos dos eventos, que este año además coinciden con la celebración de la Nit de Sant Joan, Oliva se convierte en un importante punto de atracción y atención en la comarca, justo cuando estamos a punto de iniciar el verano y por tanto a punto de la temporada turística alta en la que todos los municipios de costa buscan una excusa para conseguir llamar la atención y así conseguir que los turistas se pasen por sus playas, calles y sobre todo, por sus estaciones para poder dejarse unos euros importantes para cada localidad.
Oliva, y no es de forma casual, cuenta con estas actividades que además, se promocionan fuera de la comarca y tal y como se ha podido comprobar consigue llamar la atención lo suficiente como para que venga gente de fuera de Oliva y de fuera de la comarca para conocer las novedades de motor, justo en estas fechas, pese a las ofertas que también se realizan de forma similar en otros municipios.
De hecho, todavía resuena la polémica sobre si la creación de la Feria del Motor de Gandia acabaría con la de Oliva y ya se ha podido comprobar, que tal y como aseguraron desde la ciudad condal desde el primer día, Oliva tiene su feria muy consolidada y no tiembla por otras ofertas, por muy similares que sean.


Una de motor

Escrito por ondanaranjacope 08-05-2015 en Editorial. Comentarios (0)

Lo cierto es que se había generado mucha espectación en torno a la Feria del Motor. Se auguraba un aumento en ventas de en torno al 30% con respecto al año pasado, cifras que parecían inalcanzables pero que una vez más se han quedado cortas.

Se han vendido más de 400 vehículos, lo que significan 7.7 millones de euros de venta directa y es espera que la cifra suba teniendo en cuenta que durante unos días se va a mantener el precio de la feria en los concesionarios. Pero además hay otras cifras que no se pueden contabilizar con tanta exactitud pero que tampoco se pueden negar y es la del dinero que circuló por los locales comerciales, de restauración y ocio del Centro de Gandia a consecuencia de la afluencia de público de esos tres días. Hasta el punto que ha habido hostelero que a la hora de hacer su valoración ha dejado claro que hay tres fechas claves para su negocio, la Fira i Festes, las Fallas y la Fira del Motor.

Y esto en tan solo cuatro años, lo que significa que, evidentemente el techo de ventas, aunque desde el sector aseguran que está lejano todavía, en algún momento se alcanzará, evitando así el crecimiento exponencial que hemos tenido en estos primeros años, pero sin lugar a dudas, si somos capaces de mantener las cifras actuales, la cosa no está nada mal.

Mucha gente es reacia a pensar que las cifras son reales, y creo que eso es un grave problema de comunicación por parte de la organización, porque nadie entiende que se vendan coches en la calle, en una feria, como quien vende una chuchería en un mercadillo, teniendo en cuenta el precio del producto, pero lo cierto es que hemos podido comprobar, sobre todo este año que el calendario ha hecho que el primer día de feria fuera festivo, cómo venía gente de otras comarcas, incluso de otras Comunidades Autónomas solo para comprar un coche determinado, que llevaban mirando desde hacía meses y que ahora pueden comprar varios miles de euros más baratos.

Claro, que esto se debe a que los concesionarios rebajan su marjen comercial, pero además porque las marcas, ávidas de ventas, deciden rebajar sus precios a los concesionarios para conseguir un número determinado de ventas durante la feria porque eso ayuda a elevar las cifras de los diferentes modelos ofertados de cara a otras ferias o mercados en los que la imagen y la marca son casi más importantes que la venta directa.

Así, hemos comprobado cómo hay vehículos que tienen precios de más de 3.000 euros por debajo del precio de concesionario, lo que hace que, si uno está pensando en comprarse un coche, se espere a hacerlo en la Feria del Motor de Gandia, donde el ahorro es más que considerable.

Se que muchos estarán pensando que esto solo beneficia a un pequeño sector, el del motor, pero eso no es cierto, dado que con el dinero pasa como con el aceite, por donde pasa, deja mancha. Vamos, que de eos más de 7 millones de euros de venta directa, también se beneficiarán muchos otros sectores de Gandia, porque los beneficiarios directos de las ventas, tanto propietarios como empleados, verán aumentadas sus nóminas por el esfuerzo realizado esos tres días, lo que se traduce en dinerito fresco para gastar ya sea en el inicio de la temporada estival o en sus próximas vacaciones, o en cualquier otra cuestión. Vamos, dinero que pasará por Gandia y dejará su rastro.

Por ello, es por lo que me parece más que acertada esta Feria y su filosofía, con las claves que hemos analizado en más de una ocasión. Una Feria que he de reconocer, sobre todo por conocer otras ferias similares, no contaba con mis simparías y ahora creo que debe ser imprescindible para la ciudad de Gandia.

CARMEN BERZOSA