Blog de Onda Naranja Cope

FIra Motor

De motor y motores

Escrito por ondanaranjacope 05-05-2017 en Editorial. Comentarios (0)



Llegamos a la sexta edición de la Feria del Motor de Gandia y lo cierto es que pese a que han pasado solo 6 años desde que se pusiera en marcha, envuelta en una agria polémica, la primera edición, parece que es un evento ya plenamente consolidado, necesario y demandado tanto por el sector como por la ciudadanía en general.

Se nos ha colado de rondón como uno de los eventos fundamentales en el calendario de la ciudad, pese a lo que sigue habiendo algunos que además de desconfiar del evento siguen buscándoles los peros como intentando encontrarle defectos y pegas que justifiquen que la feria se acorte, se cambie, se elimine.

Me resulta incomprensible este tipo de actitudes, sobre todo en una ciudad que asegura querer ser capital de comarca y avanzadilla en todos los ámbitos. Una ciudad de servicios, que tiene como sector fundamental el turístico pero que también apuesta por otros como el comercio y que gracias a esta feria no solo incrementa las ventas en comercio u hostelería, sino que es capaz de cerrar, en tres días, operaciones por importe de 5 millones de euros, que se dice pronto.

Hablando de cifras y preparación de la feria, ha habido alguna persona que me ha dicho: “no entiendo por qué tantas facilidades y tanto revuelo, al final los que ganan son los propietarios”. Si a la gente le llega esa imagen es que algo no estamos haciendo bien.

Sí, le he dicho, puede parecer que los únicos que ganan son los propietarios de los concesionarios que ven cómo se incrementan las ventas de vehículos, pero si te paras a mirar con un poco de detenimiento y analizas la situación, a lo mejor resulta que la gente que viene a comprarse un coche a Gandia porque se ahorra mucho dinero, a lo mejor aprovecha y entra en alguna de las tiendas del Centro Histórico y compra alguno de sus productos, se toma algo en alguna de las cafeterías o restaurantes, incluso decide celebrar la compra quedándose a pasar el fin de semana o yendo a disfrutar de nuestra playa y sus locales.

Pero además, creo que la Feria ha dejado muchos más beneficios y sobre todo mucho más duraderos, ya que desde que hace seis años se apostó por organizar esta feria, el número de concesionarios de vehículos ha aumentado en Gandia, con lo que se ha contratado más personal para poder atenderlo, sin contar con que el sector se ha tenido que profesionalizar más y por tanto se ha convertido en un punto más de atracción de la ciudad.

Me parece que la feria se está convirtiendo en algo importante, no solo por el volumen de ventas en un fin de semana, sino porque, hablando del sector, celebrándose tan solo unos días antes de la feria de Barcelona, que es una de las emblemáticas del sector, Gandia se va a adelantar a la hora de presentar algunos modelos, que no se han visto hasta este fin de semana. Eso significa que mucha gente vendrá sólo para poder conocer y avanzarse a las novedades y sobre todo, que empezamos a tener la entidad suficiente como para que las grandes marcas confíen en que se puede presentar sus últimos modelos aquí.

Y todo esto en una ciudad que está lanzando una apuesta por el turismo de congresos, que podría ser no solo de congresos sino también de ferias, y se podría explorar la posibilidad de realizar un calendario, no solo de eventos culturales, sino también comerciales o similar, que nos permita seguir aumentando la afluencia de público, y a ser posible, el número de negocio en la ciudad.

Y todo esto, sin hablar que en estas fechas, en las que tanto se habla de paro y empleo de calidad, gracias a que la Feria ha hecho despegar un sector que ha permanecido silente pero fiel a Gandia, se ha podido comprobar cómo también se ha aumentado la contratación, fija y estable, en el sector de motor de Gandia, algo que también debería hacernos pensar sobre a quién y cómo beneficia la Feria del Motor de Gandia.


CARMEN BERZOSA

De motor

Escrito por ondanaranjacope 16-05-2016 en Editorial. Comentarios (0)


Un año más, y van cinco, Gandia celebra la Feria del Motor este próximo fin de semana. Una cita ineludible para el amante del motor, pero además imprescindible para quellos que estén pensando en cambiar de coche o en comprarse uno, ya sea nuevo o de segunda mano, porque tras las experiencias vividas en las ediciones anteriores, hay que reconocer que las ofertas y rebajas que ofrecen los concesionarios en la Feria son inmejorables.

La Feria nació envuelta de polémica hace ya cinco años, pero lo cierto es que la confirmación del sector como uno de los más prósperos y de mayor crecimiento durante estos últimos años ha hecho que nadie se acuerde de aquella polémica, que parecía tener más de trasfondo político que social o realmente comercial.

Lo cierto es que en tan solo cuatro ediciones, este año y pese al cambio de signo político en el gobierno y las medidas de austeridad que se nos aplican y anuncian constantemente desde este ejecutivo, tal y como reconoce la concejal Izquierdo en nuestro especial, “en ningún momento nos planteamos no hacer la Feria” y es que la propia alcaldesa  insiste en que “lo que funciona no hay que cambiarlo”.

Eso sí, hay algunos cambios que se nos anuncian “a petición del sector”, como el cambio de fecha pasando del primer fin de semana de mayo al tercero o el cambio de ubicación de la zona destinada a las motos. En resumen, pecata minuta para lo que es y supone un evento como el que estamos a punto de vivir.
Cifras que marean, con 415 vehículos vendidos enla pasada edición además de las ventas que se cerraron durante los meses siguientes, porque comprar un coche es una decisión que hay que meditar.

Otro aspecto importante a tener en cuenta es que la Feria ocupa el centro de la ciudad, y eso comporta un cierto colapso, es cierto, pero sobre todo una reactivación de la actividad comercial y hostelera necesaria para la ciudad.

Tal y como reconoce Víctor Moll, presidente de la asociación del motor, la Feria es rentable “para la ciudad” porque es cierto que el sector, que es quien realiza la inversión directa, porque este año además tienen que asumir más gastos de instalación para poder acudir a la Feria, es el que obtiene más beneficio ya que realiza ventas millonarias, tal  y como vimos en años anteriores, pero son ventas que repercuten directamente en todos, ya que en el último año se han instalacio más concesionarios en Gandia, con lo que se ha contratado a más gente de la ciudad. Por otro lado, reconoce Moll que todos los concesionarios, o casi todos, están empezando a ampliar personal y plantilla dado el tirón que se está produciendo en las ventas y que lo interpretan claramente como una recuperación económica del sector, tras el sufrimiento de los últimos años.
Tampoco hay que perder de vista que la Feria se queda en el centro histórico pese a que han sido diferentes barrios, tanto de Gandia como d ela Playa, los que han pedido que la Feria cambie de ubicación, conscientes de la repercusión económica que la Feria deja en la barriada en la que está, pero de momento se queda donde está, porque “es el mejor escaparate de la ciudad”, tal y como reconoce la alcaldesa.

Por último, recordar que la Feria vuelve a ser solidaria y donarán alimentos no perecederos a nuestra causa, COPE KILO, por cada venta realizada, así que ¡a comprar!.

CARMEN BERZOSA


Arancando motores

Escrito por ondanaranjacope 30-04-2015 en Editorial. Comentarios (0)

Este fin de semana se celebra en Gandia la IV edición de la Feria del Motor de Gandia. Han pasado cuatro años y la verdad es que parece que fuera ayer cuando se empezó a rumorear la posibilidad de hacer una Feria del Motor en Gandia, además en el fin de semana más cercano al primer de mayo para aprovechar la fiesta y la previsible llegada de turistas de Madrid a Gandia.

En aquel momento hubo casi más críticas que halagos. Eran más los que se rasgaban las vestiduras porque se copiaba un evento que ya realizaba Oliva, porque se ocupaba el centro de la ciudad restando espacios a los viandantes, porque coincidía con la Feria de Abril y eso podía ser contraproducente, porque estaba pensada para un único sector, porque no iba a dar beneficios a la ciudad, porque no se sabía el coste que iba a tener, en definitiva, porque era una nueva iniciativa y era más fácil criticar que sumarse a la misma.

Ahora, han pasado cuatro años, tres ediciones vencidas y las cifras producen vértigo. En estos años se han movido en Gandia la, nada desdeñable cifra de 25 millones de euros en tres fines de semana y se espera que este año las ventas se incrementen en al menos, un 30% con respecto a los más de 5 millones de ventas directas del pasado año. Pero además, se habla de una repercusión directa sobre sectores de la ciudad como el comercio, la hosteleria y la hotelería que deberá dar cabida a los cerca de 20.000 visitantes foráneos que se esperan en un único fin de semana en Gandia.

Pero además hay más cifras que comentar, más allá de la cantidad de concesionarios y expositores o los metros cuadrados que van a ocupar, estoy hablando de la rentabilidad indirecta que ha tenido en Gandia el éxito de la Feria del Motor. El nombre que Gandia ha adquirido en los círculos del motor ha hecho que en un solo año se hayan implantado en Gandia seis nuevos concesionarios de marcas que hasta hace un año no estaban en Gandia, con la correspondiente contratación de personal para atender dichos concesionarios. Sí, seguramente no serán cifras espectaculares, pero sí son cifras importante porque supone que un sector productivo está haciéndose fuerte en Gandia y por tanto habrá un beneficio directo para la ciudad y sus ciudadanos.

Ahora, que parece que la Feria está plenamente consolidada, que parece que la mayoría de voces críticas que el primer año se rasgaban las vestiduras por la celebración de dicho evento en contra de su saber y parecer, y por más que los medios hablamos de consolidación de la Feria, solo basta hablar durante unos minutos con el sector privado para darse cuenta de que no están tan confiados en la continuidad en la próxima legislatura, y es que aunque la mayor parte de inversión la realiza el sector privado, también es cierto que el consistorio ha de colaborar en temas como espacio, seguridad, limpieza, protección civil, ocupación de vía pública, etc., por lo que si en próximas ediciones no se produce el mismo apoyo, la Feria podría llegar a desaparecer y con ella todo lo logrado en estos cuatro años.

Sí, ya se que muchos dirán aquello de que los más beneficiados son los propietarios de los concesionarios que venden vehículos, pero les puedo asegurar que si a esos concesionarios les va bien, sus propietarios tienen la posibilidad de contratar más trabajadores, pero además tienen más disponible para poder gastar en la ciudad y para poder invertir, o lo que es lo mismo, en poder hacer circular el dinero por la ciudad, y como se suele decir, por dondo el dinero pasa, rastro deja.

Aprovechen el fin de semana, disfruten de la Feria del Motor, aprovechen las ofertas de la misma y sobre todo, si pueden, apóyenla, porque es beneficioso para todos.

CARMEN BERZOSA