Blog de Onda Naranja Cope

Editorial semanal

Onda Naranja Cope 90.6FM (la Safor)

Y van XVII

Escrito por ondanaranjacope 28-10-2016 en Editorial. Comentarios (0)


Han pasado ya 17 ediciones de los premios empresariales de FAES. He de reconocer que nacieron con más detractores que seguidores, pero al final se ha impuesto la lógica y ahora están plenamente consolidados.

Este es uno de los actos más importantes, o al menos con mayor repercusión mediática y afluencia de público y personalidades que organiza la Federación en todo el año. Un acto que además tiene más importancia de lo que pudiera parecer. En primer lugar porque ofrece la posibilidad de que representantes institucionales de diferentes administraciones estén juntos en el mismo acto y con tiempo para hablar y cambiar impresiones con los empresarios  y en segundo lugar, porque permite que los empresarios, del mismo o diferentes sectores puedan compartir experiencias, conocer los problemas o aciertos de los demás y sobre todo, saber las intenciones de los políticos y responsables en cuanto a infraestructuras e inversiones, aunque las intenciones son una cosa y las realidades otras muy distintas.

En la gala de este año, además de cambiar el formato de los premios, algo que me parece sinceramente todo un acierto, hemos podido conocer algunos aspectos importantes sobre las reivindicaciones. Qué debemos reivindicar y por qué se nos promete año tras año que se va a invertir en determinadas infraestructuras que luego no llegan nunca.

Una de las cosas buenas que ha tenido la reunión de este año ha sido ver cómo poco a poco FAES va consiguiendo la notoriedad e importancia necesaria para que cuando se convoca a un interlocutor, como mínimo acuda y escuche, y no, no me refiero a la invitación para la gala, que también es clara la importancia del evento habida cuenta que casi todos estuvieron allí, me refiero a que cuando desde FAES se les pide una reunión, cita o similar, se atiende a los representantes sin demorar en demasía la cita.

Dice Rafa Juan, y creo que tiene razón, que en infraestructuras no debemos de reivindicar en exceso, aunque sí es necesario que nos comparemos con las comarcas vecinas, o no tan vecinas, porque de esta manera podremos competir partiendo desde la misma base. No es justo y no debería parecerles lógico a nuestros políticos que una autovía tan transitada como la del Morquí todavía no esté finalizada, o que no se haya desdoblado una de las pocas líneas férreas rentables en España como es la de Valencia – Gandia. Eso sin tener en cuenta lo que nos está costando que se acabe el acceso sur al puerto, y de los polígonos y la tecnología necesaria, no hablemos.

Aun así, como decía Sánchez Salinero en su intervención, no debemos buscar excusas para explicar por qué no prosperamos como se espera, ya que hay otros países o regiones que tienen menos posibilidades que nosotros y prosperan. En esto, como en todo, mirar sólo al que está mejor no suele servir de muchos.

Por cierto, dos simples apuntes a la gala, que por lo demás me pareció cuasi perfecta. El primero, hay que estudiar el trato a los medios de comunicación. Por muy bien que lo hagamos si no somos capaces de tratar bien a los que lo tienen que contar, no obtendremos una repercusión adecuada a la altura del evento. La segunda puntualización: o premios o conferencia, pero una conferencia que no puede llegar de forma adecuada al auditorio porque hay que hacerla deprisa y corta, en lugar de añadir valor, a lo mejor le resta.

Por lo demás, enhorabuena a FAES por la gala, por los premios, la selección de premiados, pero sobre todo, por estar ahí defendiendo los intereses del sector empresarial de la Safor

CARMEN BERZOSA


Espectáculo en Fira

Escrito por ondanaranjacope 07-10-2016 en Editorial. Comentarios (0)

Lo dijo en plan figurado, o mejor dicho, lo dijo referido a las actividades programadas para la Fira i Festes 2016, pero lo cierto es que nunca más a tiempo pudo un político decir una frase como la dicha por Ciro Palmer el pasado viernes “¡Que empiece el espectáculo!”

Él asegura, y yo le creo, que lo dijo solo refiriéndose a las actividades programadas durante el pasado fin de semana en Gandia con motivo de las fiestas en honor al patrón de Gandia, San Francisco de Borja, pero lo cierto es que intencionadamente o no, el vaticinio no pudo ser mejor, porque otra cosa no, pero espectáculo sí es el que se está montando por las protestas ante el Arzobispo.

Lo normal es que una protesta como la del pasado lunes no se hubiera producido, o como mucho, en caso de producirse, que no hubiera tenido excesiva repercusión, ya que fueron solo 21 personas las que protestaron. La repercusión viene porque uno de los manifestantes es un concejal del gobierno de Gandia, ese gobierno formado por Mes Gandia y PSOE y sustentado por Ciudadanos.

Uno no puede ejercer de concejal del gobierno ahora y ahora de ciudadano particular, por eso, y habida cuenta de la declaración abierta de Palmer de ser católico practicante, no puede ser compativle la protesta y la asociación gubernamental.

De no haber sido por la presencia del edil, todo habría quedado en nada. 21 personas frente a casi 1.000 no pueden ser los que marquen la tendencia ni el sentir de una ciudad. 21 protestando y casi 1.000 acudiendo a la misa mayor oficiada por el Arzobispo en honor a nuestro Patron.

Pero parece claro que aquí alguien no ha calculado bien. O el concejal al acudir a la manifestación, o el gobierno al emitir comunicados de apoyo al concejal o el propio Palmer al pactar con quien es dieológicamente hablando su antípoda. Dicho de otra manera, esta ruptura se veía venir desde hace tiempo. Claro, que ahora falta ver hasta dónde llega la fisura en la confianza entre el gobierno y Palmer. De momento parece que fuera algo más visual que real, vamos, algo que se hace de cara a la galería para que nadie se confunda y vuelva a decir que forma parte del gobierno, pero a la hora de ejercer, cuando la oposición suma más que el gobierno, ejercer la labor gubernamental puede llegar a ser un imposible, y eso, en lugar de beneficiar a la ciudad, la puede sumir en una parálisis más que negativa.

Vamos a ver en qué desemboca todo esto, sobre todo cuando vemos que éste no es el único frente que se le abre por delante al gobierno, que también tiene en frente a las bandas de música de la ciudad con las que no se reune pese a que las tres entidades piden insistentemente la reunión. Y eso en una seman en la que el gobierno pensaba hinchar pecho ante los resultados de la Fira i Festes, que pese a todo lo criticable, lo cierto es que ha cumplido con las expectativas de los ciudadanos con una cantidad importante de espectáculos que han llenado las calles durante cuatro días de fin de semana que el ejecutivo se ha apresurado a prometer que repetirá para próximas ediciones dado el éxito de la presente edición.
 

CARMEN BERZOSA

Va de Fira...

Escrito por ondanaranjacope 06-10-2016 en Editorial. Comentarios (0)

No sé si a ustedes les pasa, pero he de confesar que a mi, cuando el verano toca a su fin, que suele ser una cuestión más laboral que no climatológica, se me despiertan en la boca del estómago unas mariposillas que apuntan a que ya llega la Fira i Festes.

Cierto es que ese nerviosismo, cuando una era una chiquilla o incluso adolescente, tenía su sentido ya que llegaba el momento de disfrutar con los aparatos de la feria de atracciones, los dulces, lo que siempre nos compraban con aquello de “fírarnos algo”, la posibilidad de trasnochar, ir a los conciertos, etc. Con el paso del tiempo y el cambio del modelo de Fira, lo cierto es que  ese nerviosismo seguramente no está tan justificado, pero en este caso me voy a unir a la teoría del concejal de fiestas, Joan Muñoz, de que la Fira sirve para volver a encontrarte con viejos conocidos, amigos con los que se va perdiendo el contacto o simplemente volver a pasear por un Centro Histórico abarrotado de gente.

Dicho esto, hay que hablar del modelo. Una Fira para vivir plenamente en la calle, como es algo ya habitual y que nos lleva a asumir el riesgo que ya sabemos de la posibilidad de lluvia. Este año, como siempre, vamos a estar pendientes de un hilo, con la predicción que nos habla de posibilidad de lluvia el primer día, el viernes, pero buen tiempo el resto. En cuanto a las actividades. Seguro que hay que mirarlas con otros ojos y sobre todo con otro bolsillo, porque este año, pese a el anuncio de gratuidad, lo cierto es que solo son gratis los espectáculos de calle, que por otro lado, no es poco.

El consistorio asegura que el precio que se tiene que pagar por las entradas de los conciertos es porque, dada la situación económica de las arcas municipales, no hay posibilidad de mantener la gratuidad, por lo que se ha dado paso a la iniciativa privada. Hasta ahí, todo estaría correcto, pero lo cierto es que no me parece tan correcto que muchos de los conciertos vienen directamente de la Diputación y la Generalitat, por lo que quizás nos habríamos podido ahorrar el pago de la entrada.
Aun así, creo que el modelo mixto de público privado, es un modelo que debería funcionar, que permite tener más actividades, no todas para todos, pero al menos todos tienen actividades a las que poder ir, porque también he de darle la razón al concejal cuando dice que hay actividades para todos los gustos y para todos los públicos.

Creo que en la variedad y la diversidad debería estar la calve, porque no tiene por qué ser todo ni de unos ni de otros, y para eso, nada como la empresa privada, ya que ésa sí está obligada a conseguir resultados positivos, a vender entradas y a ganar dinero, o al menos a no perder, lo que obliga a afinar la puntería a la hora de presentar el cartel y de asumir los costes de los eventos.

Me ha sorprendido poderosamente el presupuesto de la Fira, que es el mismo que el del año pasado, euro arriba, euro abajo, el mismo que manejaba el ahora responsable de la Fira cuando era responsable sólo del Paseo de las Artes.

¡Para que luego digan!


CARMEN BERZOSA