De vuelta

Escrito por ondanaranjacope 12-09-2016 en Editorial. Comentarios (0)


La vuelta ha llegado. O mejor dicho, las vueltas, porque ha llegado la vuelta al cole y el final de etapa de la Vuelta Ciclista España, que tras más de 20 años, se ha vuelto a acordar de Gandia.

Ha tenido una cierta polémica la llegada a Gandia de la Vuelta España, y lo cierto es que no me extraña. Ha llegado como de tapadillo, desde que se presentó en enero en FITUR, prácticamente nadie sabía nada del final de etapa. Se acudió a la presentación oficial de la Vuelta, pero lo cierto es que ni se ha publicitado, ni se ha aprovechado para tematizar la ciudad con motivo de la Vuelta, ni se ha hecho promoción intensiva de la ciudad aprovechando el evento, ni..., ni..., ni.

La polémica surge cuando por sorpresa, se empiezan a hacer obras por las calles de Gandia, así sin más. Luego se especula sobre si es mucho lo que se gasta o poco, si se queda lo gastado o se pierde, si es o no el momento de hacerlo, sobre todo teniendo en cuenta que  nos acaban de subir los impuestos.

Creo que la llegada de la Vuelta a Gandia es con diferencia la mejor noticia del año para la ciudad, o mejor dicho, lo hubiera sido si se hubiera trabajado para aprovechar el final de etapa y promocionar la ciudad, su turismo, sus posibilidades. Una oportunidad que debería haberse aprovechado por el ayuntamiento y sobre todo por la empresa privada para conseguir beneficios del final de etapa. Y no me refiero a beneficios económicos inmediatos como los que ha dejado la gente que ha venido a comer, dormir, ver el final y ha consumido. Beneficios a más largo plazo permitiendo que con motivo de la etapa ciclista se mostraran las bondades de la ciudad de cara al turismo, sobre todo al de fuera de temporada.

Claro, que poco podemos hacer cuando en la presentación de la vuelta, lo más positivo que se destaca de la misma es que “se podrá ver en muchas cadenas televisivas la magnífica marjal que tenemos”. He mirado la retransmisión oficial y algunas menos oficiales y sinceramente, no he visto ninguna imagen de la marjal que no fuera un simple recurso para poder ofrecer un plano más grande, más bonito, más artístico de la Playa de Gandia.

¿Por qué no lo hemos aprovechado?, ¿tanto renegamos de nuestro mayor atractivo que no nos damos cuenta que sigue siendo la principal razón por la que la gente viene a visitarnos?.

Una nueva oportunidad desaprovechada, y lamentablemente no nos quedan tantas.

Claro, que si hablamos de la otra vuelta, ha supuesto también otra revolución diferente, sobre todo al ver que se está dificultando al máximo el estacionamiento temporal de los coches en las cercanías de los colegios para poder dejar a los niños en los centros. Esta vez estoy totalmente de acuerdo, aplaudo la medida y espero que se aplique con firmeza. Somos una ciudad transitable y podemos ir al cole a pie, o aparcar cerca y desplazarnos andando.

Otra cosa diferente es lo que nos hemos encontrado en algunos centros y sobre todo con el lío de las matriculaciones por haber eliminado el distrito único. Habrá que tener má previsión para evitar problemas y disgustos.



CARMEN BERZOSA