Blog de Onda Naranja Cope

Editorial semanal

Onda Naranja Cope 90.6FM (la Safor)

Donde dije...

Escrito por ondanaranjacope 27-05-2016 en Editorial. Comentarios (0)

A veces, he de reconocer que últimamente en demasiadas ocasiones, este oficio trae sinsabores, pero en ocasiones esos mismos sinsabores se convierten en un regustillo agradable de satisfacción. Eso nos ocurre a nosotros hoy con la noticia que llevamos en portada, una noticia importante, porque afecta a muchos ciudadanos de la comarca que acceden al polígono de la Ciudad del Transporte a diario y que no lo pueden hacer directamente desde la carretera.

No sé si recordarán que hace unas semanas, varias semanas, anunciábamos en estas mismas páginas la instalación en Gandia de un Decathlon, empresa a la que se había vendido una parcela municipal. Aquella noticia nos supuso quejas, desmentidos y hasta algún que otro tirón de orejas por algún concejal que insistía en que la noticia no era cierta, que no se podía afirmar y que no debíamos anunciar las cosas hasta que los políticos, gestores de la actualidad, no nos lo autorizaran porque creábamos expectativas en la ciudadanía que podían no cumplirse.

En aquella ocasión, como en otras muchas, nos tocó aguantar el chaparrón y esperar a que amainara, pese a que éramos plenamente conscientes de que lo que les habíamos contado era absolutamente cierto. Bien, pues hoy lo que nosotros anunciamos lo anuncia también el gobierno municipal, dándonos la razón sobre aquella noticia, y lo más importante, dando respuesta a un problema y reivindicación que ha tardado 10 años en solucionarse.

Nos gusta tener razón, para qué voy a negárselo, pero me preocupa los motivos por los que en muchas ocasiones, ésta una de ellas, se nos riñe a los medios de comunicación por adelantar algo y así “robar” la foto, que seguramente se harán igual, pero que ya no les luce lo mismo.

Creo que lo que debería importarnos no es ni lo bien que salimos en las fotos ni si somos los primeros o los segundos en contar las cosas, lo importante debería ser que las cosas pasen y que pasen por y para bien.

En ese sentido, me alegra el resultado de la Feria del Motor de Gandia, que en su quinta edición ha cosechado importantes éxitos, una edición que presentaba muchas incógnitas, entre ellas si la nueva corporación la apoyaría, o si por el contrario la eliminaría solo porque era de la anterior corporación. Me ha alegrado las declaraciones de la concejal y alcaldesa que decían “cuando algo funciona tan bien como lo hace esta feria, lo mejor es no tocarlo”. Creo que ese es el buen camino.

Otra cosa es el resultado de la Fideuà de Gandia, una edición que presenta muchas novedades, la mayoría a la baja y producto de los recortes económicos, hasta tal punto que el presidente de la Fideuà llegó a decir en la presentación del certamen de este año: “si el niño nace rubio, rollizo y perfecto, le saldrán muchos padres y madres, pero si sale enclenque, tuerto y feo, que nadie se preocupe, que yo seré su padre y su madre”.

Pues esperemos, por el bien de la ciudad y su promoción turística y gastronómica, que el “niño” nos salga bonito, porque sería una auténtica pena que tras 42 ediciones como adalid turístico de la ciudad, el concurso se malogre en esta ocasión porque no podamos invertir, que no gastar, ni un euro en algo que atrae turismo de calidad hasta nuestra ciudad.

CARMEN BERZOSA


De motor

Escrito por ondanaranjacope 16-05-2016 en Editorial. Comentarios (0)


Un año más, y van cinco, Gandia celebra la Feria del Motor este próximo fin de semana. Una cita ineludible para el amante del motor, pero además imprescindible para quellos que estén pensando en cambiar de coche o en comprarse uno, ya sea nuevo o de segunda mano, porque tras las experiencias vividas en las ediciones anteriores, hay que reconocer que las ofertas y rebajas que ofrecen los concesionarios en la Feria son inmejorables.

La Feria nació envuelta de polémica hace ya cinco años, pero lo cierto es que la confirmación del sector como uno de los más prósperos y de mayor crecimiento durante estos últimos años ha hecho que nadie se acuerde de aquella polémica, que parecía tener más de trasfondo político que social o realmente comercial.

Lo cierto es que en tan solo cuatro ediciones, este año y pese al cambio de signo político en el gobierno y las medidas de austeridad que se nos aplican y anuncian constantemente desde este ejecutivo, tal y como reconoce la concejal Izquierdo en nuestro especial, “en ningún momento nos planteamos no hacer la Feria” y es que la propia alcaldesa  insiste en que “lo que funciona no hay que cambiarlo”.

Eso sí, hay algunos cambios que se nos anuncian “a petición del sector”, como el cambio de fecha pasando del primer fin de semana de mayo al tercero o el cambio de ubicación de la zona destinada a las motos. En resumen, pecata minuta para lo que es y supone un evento como el que estamos a punto de vivir.
Cifras que marean, con 415 vehículos vendidos enla pasada edición además de las ventas que se cerraron durante los meses siguientes, porque comprar un coche es una decisión que hay que meditar.

Otro aspecto importante a tener en cuenta es que la Feria ocupa el centro de la ciudad, y eso comporta un cierto colapso, es cierto, pero sobre todo una reactivación de la actividad comercial y hostelera necesaria para la ciudad.

Tal y como reconoce Víctor Moll, presidente de la asociación del motor, la Feria es rentable “para la ciudad” porque es cierto que el sector, que es quien realiza la inversión directa, porque este año además tienen que asumir más gastos de instalación para poder acudir a la Feria, es el que obtiene más beneficio ya que realiza ventas millonarias, tal  y como vimos en años anteriores, pero son ventas que repercuten directamente en todos, ya que en el último año se han instalacio más concesionarios en Gandia, con lo que se ha contratado a más gente de la ciudad. Por otro lado, reconoce Moll que todos los concesionarios, o casi todos, están empezando a ampliar personal y plantilla dado el tirón que se está produciendo en las ventas y que lo interpretan claramente como una recuperación económica del sector, tras el sufrimiento de los últimos años.
Tampoco hay que perder de vista que la Feria se queda en el centro histórico pese a que han sido diferentes barrios, tanto de Gandia como d ela Playa, los que han pedido que la Feria cambie de ubicación, conscientes de la repercusión económica que la Feria deja en la barriada en la que está, pero de momento se queda donde está, porque “es el mejor escaparate de la ciudad”, tal y como reconoce la alcaldesa.

Por último, recordar que la Feria vuelve a ser solidaria y donarán alimentos no perecederos a nuestra causa, COPE KILO, por cada venta realizada, así que ¡a comprar!.

CARMEN BERZOSA