Blog de Onda Naranja Cope

Editorial semanal

Onda Naranja Cope 90.6FM (la Safor)

La gala de las reivindicaciones empresariales

Escrito por ondanaranjacope 23-10-2015 en Editorial. Comentarios (0)

Resulta cuanto menos curioso ver a todos los empresarios y políticos remando juntos en el mismo barco. Y eso es, cada año, gracias a la Federación de Asociaciones de Empresarios de la Safor (FAES) quien, en su Gala Anual de Premios, logra reunir en una noche de lujo a ambos sectores. Nadie duda a estas alturas de la importancia del tejido empresarial en nuestra comarca. Ligado a ello, y lo decía el presidente de la patronal, Rafael Juan, van familias enteras. Tradición conjugada con profesionalidad, con superación y con ganas de afrontar nuevos retos. Hay nombres y empresas que siempre irán ligadas a la comarca de la Safor. Y ojo, eso es de agradecer, pues los tiempos que corren más de una podría dar el salto y elegir otro destino. Afortunadamente siguen siendo fieles a su gente y a su tierra.
Y es aprovechada esa noche político-empresarial para aparcar diferencias y hablar de economía, de futuro, y de desarrollo. Pero aún así, los políticos que cada año acuden a ella, deberían tomar buena nota de lo que piden o más bien reclaman los empresarios. Son ellos quienes se levantan cada mañana con la misma ilusión que el primer día y los primeros en valorar que el equipo humano que hay detrás de cada empresa, por muy pequeña o grande que ésta sea, en sus manos tienen la posibilidad de crear puestos de trabajo. Por eso es importante esa sintonía entre político y empresario. Está claro que cada uno mira por su empresa, si es que a la política se le puede llamar así. Pero lo que no hay que olvidar, y así queda patente año tras año, son las reivindicaciones de quienes conocen a la perfección del día a día y el entramado empresarial.


No debería sonar siempre la misma música en este tipo de galas. O ésa es al menos mi opinión. A los empresarios ya les cuesta muy mucho afrontar el día a día en sus respectivas tareas como para andar pidiendo, o reclamando. Se le debe escuchar porque nadie mejor que un empresario puede decirle al oído al político de turno, sea cual sea su color, lo que de verdad interesa o necesita para mejorar el futuro de la comarca. Y ese futuro pasa desde hace años por las infraestructuras. No pueden los empresarios estar reclamando año tras año mejoras en comunicación terrestre para que sus productos o empresas puedan funcionar mejor. Desde que soy pequeño y con esta van 16 galas, vengo escuchando a alguien que reivindica una buena conexión como pueda la liberalización de peaje de la AP-7. Este año más de lo mismo. Es increíble que una arteria tan anticuada como la N-332 todavía cruce por nuestros pueblos. También sigo oyendo esa falta de conexión entre las comarcas de la Safor y la Marina. Podemos ir a vender a Valencia pero no lo podemos hacer en Calpe, Dénia o Benidorm. No podemos estar aislados desde el siglo pasado y por eso la conexión ferrocarril entre Gandia-Oliva-Dénia debe ser una prioridad si queremos que la comarca resurja y siga siendo puntera. Y no es cuestión de colores, porque desde finales del siglo XX hasta nuestros días han cambiado de color muchas administraciones. Y el empresario ve más de lo mismo. Pues digo yo que algún día habrá que escucharlos que no es lo mismo que oírlos. Creo que ya sería hora de hablar de realidades y no de futuro. Al menos, así lo esperan algunos.


MIGUEL PÉREZ

La calle, una vez más, fue la protagonista de la feria

Escrito por ondanaranjacope 08-10-2015 en Editorial. Comentarios (0)

La gente tenía ganas de Feria y se ha notado. Ya se lo contábamos en el especial de Feria y Fiestas, nuestro anterior número, donde les invitábamos a participar de ella aparcando por algunos días el fuego cruzado de la política local. Por cierto, un especial que voló de nuestro stand gracias a los centenares de seguidores que pasaron por él y que tomaron como referencia 7YMedio para informarse de los actos. Y en ese especial ya dejábamos entrever que lo mejor que podían hacer era desconectar del día a día y salir a la calle. Y sin duda, con tanta vorágine informativa hacía falta. Bienvenida sea pues la calle repleta de gente y bullicio entremezclado con atracciones feriales, luces, sonidos estridentes y olores de especias y churrascos.

Ahora bien. Alguien deberá tomar nota de los flecos que hay que limar para que no se estanque en el modelo actual y corra el peligro de ser más de lo mismo. Encima de la mesa está la propuesta del concejal de Cultura, Joan Muñoz, de estudiar si la Feria de Gandia se consolida en el último fin de semana de septiembre o el primero de octubre. Eso sí, diciendo claro que el día del patrón sería siempre lunes. El motivo no es otro y se ha comprobado este año, que si hay días laborables por en medio el lleno ya no es total y se nota. Como muestra puede servir el hecho de este 2015 cuando el primer día de Feria fue jueves con la salida del Tío de la Porra y esa noche la ciudad no presentaba esa estampa masiva de gente por la calle. Lógico si se tiene en cuenta que el viernes, aunque fuera festivo en Gandia, no lo era para mucha gente, sobre todo si trabaja fuera de la capital de la Safor.

La propuesta que está encima de la mesa contemplaría que el primer día de Feria fuese siempre viernes. El Tio de la Porra liberaría de las clases a los escolares y ya comenzaría el fin de semana de Feria habida cuenta que un buen número de personas, no todas, no trabaja los sábados. Con eso se asegura que viernes noche las calles de la ciudad están llenas de gandienses y vecinos de la comarca que acuden a Gandia a disfrutar y participar de la Feria. Luego estaría si el día de Sant Borja se mantiene siempre domingo, con una feria de tres días, o se pasa ya al lunes. Pero ese será otro debate donde habrá opiniones a favor y en contra.

En lo que muchos coinciden es en el modelo de Feria de calle que ha sido un acierto. Ha costado años pero nuestros políticos han logrado mantenerlo. Hay que felicitarlos pues aquí y eso ocurre rara vez ha habido consenso y continuidad. El modelo lo instauró hace más de una década el Bloc y lo continuaron manteniendo tanto el PSOE como el PP. Ojalá en muchas otras cosas buenas para Gandia se mantuviera ese espíritu. Hay que ver lo que es capaz de unir la Feria de Gandia.

Pero no todo siempre son alabanzas pues sirva de simple aviso a navegantes que embriagarse del éxito puede conllevar a desvirtuar la realidad y sería bueno estar alerta ante este modelo de feria para que no corra el peligro que las fiestas patronales de los gandienses se puedan quedar anquilosadas, es decir, paralizadas o que detengan su evolución. El modelo está muy bien pero siempre hay que corregir algo, llamémosle mejorar, para que la gente no se aburra o sepa de antemano lo que se va a encontrar. Buen espejo donde mirarse podría ser la Fira de Tots Sants de Cocentaina ahora en noviembre o la no menos seguida Fira d’Agost de Xàtiva.

Luego están las valoraciones oficiales. Lo que para unos es una feria digna para otros es carente de contenido. Lo que a unos escandaliza a otros les resulta hasta gracioso. Para gustos colores y ya se sabe que poderoso caballero es don dinero, aunque muchas veces la imaginación pueda suplir, en parte no del todo, esa carencia económica. Lo de las actuaciones musicales, su calidad, los precios, las entradas, o la oferta teatral y musical en general es harina de otro costal. Aquí nadie se pondrá de acuerdo nunca. Contentar a todos es cuanto menos imposible pero por querer que no quede.

MIGUEL PÉREZ