Blog de Onda Naranja Cope

Editorial

De fallas

Escrito por ondanaranjacope 09-03-2018 en Editorial. Comentarios (0)


Ya están de nuevo aquí las fallas, una de nuestras fiestas más tradicionales y de nuevo nos encontramos con la disyuntiva que se produce entre disfrutar de las fiestas en total plenitud o hacerlo con las restricciones que cada vez más se nos imponen en pro del descanso vecinal.

Es una polémica que se repite año tras año y que no parece que vaya a tener una fácil solución salvo que seamos capaces, algo que no parece inmediato, de llegar a un consenso que nos permita mediante la tolerancia y el civismo encontrar un espacio común que nos permita disfrutar y celebrar las fiestas causando las molestias mínimas.

Las fiestas habitualmente son ruidosas, las fallas puede que más que otras ya que a la música, verbenas y pasacalles se suman los petardos y mascletaes, pero también hemos de tener en cuenta que es menos de una semana y aportan más beneficios que inconvenientes.
También es cierto que en la mayoría de los casos, cuando estamos de fiesta no somos capaces de empatizar con los que, o no les gustan las fiestas, o no disfrutan con las fallas y quieren refugiarse en sus casas sin tener que vivirlas por obligación.

Es algo un tanto complicado, pero estoy segura que si nos lo proponemos, podemos vivir unas fallas participativas, alegres, provechosas y si el tiempo y el civismo lo permiten, sin incidencias.

¡Felices fiestas a todos!


De rotondas y reformas

Escrito por ondanaranjacope 09-02-2018 en Editorial. Comentarios (0)


He de reconocer que en ocasiones no puedo evitar pensar si nuestros políticos no tienen nada mejor que hacer que pensar en obras, reformas y proyectos que no nos llevan a ningún lado y que sinceramente no creo que sea la prioridad ni la preocupación de los ciudadanos.
Hace años que soy una firme defensora de las políticas de las pequeñas cosas. Ya sé que a los políticos les cuesta aceptar esta idea, sobre todo porque tienen solo cuatro años para demostrar a los ciudadanos lo que son capaces de hacer por ellos y por su ciudad y aunque parece mucho tiempo, lo cierto es que con la forma en la que trabaja la administración, es apenas un suspiro y por eso los políticos, al menos la mayoría, se decantan más por encarar grandes proyectos que dejen una huella en la ciudadanía, y olvidan que en la mayoría de las ocasiones los ciudadanos no quieren grandes obras, ni grandes auditorios, o palacios de congresos o reformas integrales, etc. Lo que de verdad queremos y nos preocupa es la política de las pequeñas cosas, que nuestra calle esté limpia, bien iluminada, que la basura no se acumules en los contenedores, que el mobiliario urbano esté aceptable, que las zonas verdes sean verdes y en definitiva, que la ciudad sea amable con las pequeñas cosas que vivimos y pisamos a diario.

Pues en esta ocasión nos encontramos con una polémica que seguro tendrá mucho sentido para los urbanistas, pero que para los ciudadanos no deja de ser una polémica absurda que además afecta a un elemento del que no tenemos muchos en Gandia y que, sobre todo teniendo en cuenta que somos una ciudad mediterránea, parece que debería ocupar más espacios en la ciudad, me refiero a las fuentes.

Esta fuente ha visto pasar por delante de ella muchas décadas y unas cuantas generaciones de gandienses, por su ubicación, en lo que en un tiempo fue el final de Gandia, frente a un instituto, en su día el laboral, que fue también toda una revolución para la ciudad ducal y porque ha sido además un claro ejemplo de la evolución de Gandia. De estar a las afueras de la ciudad a ocupar un importante espacio en el centro de la misma.

Eso sin hablar de cómo una vez más hemos asistido a la escenificación de un pulso político entre el gobierno formado por PSOE-Mes Gandia y Ciudadanos. Los dos primeros forman el actual gobierno de Gandia y el tercero aunque está oficialmente en la oposición, es quien sustenta al ejecutivo.

Palmer siempre nos ha dicho que cuando se trata de gestión están todos de acuerdo, pero que cuando se trata de ideología están en planos distintos, por eso se producen discrepancias importantes cuando se trata de temas ideológicos, pero todo apunta a que ésta no es una cuestión ideológica, sino más bien técnica, pese a lo cual la discrepancia se produce y de nuevo es el gobierno quien manda.

Será porque maneja mucho mejor las redes sociales, porque se ha comunicado mal la propuesta de Palmer o sencillamente porque los ciudadanos todavía tenemos muchos elementos sentimentales que nos atan a las cosas. Ver desaparecer una fuente tan querida como la de Cristo Rey no es algo que los ciudadanos acepten sin más por mucho que sea un paso necesario para hacer más transitable un espacio, más accesible y seguramente también más lógico. Atravesar la rotonda en lugar de rodearla era la idea planteada.

Quizás no se planteó de la mejor forma posible o puede que no estuviera lo suficientemente madura, pero, polémica aparte, en esta ocasión creo que ha imperado la lógica y ha permitido mantener la fuente y simplemente “adecentar” la plaza.


De trenes y paciencia

Escrito por ondanaranjacope 15-12-2017 en Editorial. Comentarios (0)


Esta semana, convocada por la ciudad de Oliva se ha organizado una nueva protesta porque pese a que legislatura tras legislatura desde hace más de 20 años los políticos nos prometen que va a venir el tren a la Safor, lo cierto es que los años pasan y el tren no llega nunca.
Desde un primer momento tuvimos claro que no era tarea fácil la de retornar el tren a la Safor, un tren que desapareció en 1974 y que desde el primer momento se prometió que “nada más se pueda” volveríamos a tener el tren.

Se que a muchos les puede parecer algo caprichoso, sobre todo en esta época en la que uno piensa más en otros tipos de transporte y en la que parece que con la globalización todo es mucho más fácil y rápido y en ese “todo” se debería incluir el transporte.

Pero nada más lejos de la realidad. No es fácil. Más de 20 años de reivindicación y tal y como se plantea en estos momentos, todo apunta a que serán más los años en los que tendremos que protestar y exigir para conseguir que se nos tenga en cuenta. Estos días recuerdo una convocatoria de Les Corts en la comarca de la Safor en la que el President de les Corts, el olivense Enric Morera invitó a los diputados a trasladarse de Valencia a Oliva en trasporte público, parecía una tontería, pero lo cierto es que era la forma más evidente de hacer ver a los políticos que lo que se pide es fundamental para una comarca que pretende ser pionera en muchos aspectos y que no lo puede ser por esta clara desventaja.

En aquella ocasión parecía que las dificultades de transporte habían sido evidentes y que con ello se conseguiría el compromiso real de los políticos para que los ciudadanos pudieran disfrutar de lo que otros disfrutan desde hace años, poder ir en transporte público entre al menos Gandia y Oliva de una forma cómoda y racional, pero a tenor de las últimas noticias que tenemos, todo apunta a que no va a ser así. Todo apunta a que una vez más, la excusa del dinero va a ser la utilizada por los gobiernos del Estado y la Generalitat para no cumplir con la Safor, para no ponernos el tren.

No es una cuestión de comodidad, ni siquiera es una cuestión de modernidad, es más bien una cuestión de igualdad y de preservación de derechos. La Safor no cuenta con un tren que se hace necesario para conectar algunas de las localidades con cierta eficiencia y comodidad, pero sobre todo es necesaria para conectar dos provincias como son Alicante y Valencia que comparten, entre otros, intereses turísticos y culturales.

No hay dinero, nos dicen, mientras vemos cómo se realizan inversiones y contrataciones en otras comarcas. Soy partidaria de que, en una comarca como la nuestra, no todos los pueblos pueden ni deben tener todos los servicios, creo que ya ha pasado la moda de tener piscinas cubiertas todos los municipios o canchas de tenis y fútbol con hierba artificial, ahora ya nos estamos acostumbrando a que cada pueblo puede ofrecer unos servicios mientras los ciudadanos nos podemos trasladar de unos pueblos a otros para disfrutar de los mismos racionalizando el gasto, pero esta teoría, que en principio es buena, falla cuando el transporte público falla estrepitosamente.

Creo que es fundamental que todos vayamos a la concentración de Oliva porque esa foto, con miles y miles de ciudadanos nos ayudará a que cuando nuestros políticos locales vayan a Valencia y a Madrid a pedir el tren, puedan poner cara a los ciudadanos que más que pedir, exigimos igualdad en derechos, inversiones y sobre todo en posibilidades de desarrollo, algo que nos daría el Tren.

De obras y reconocimientos

Escrito por ondanaranjacope 24-11-2017 en Editorial. Comentarios (0)


A menudo nos sucede que la actualidad nos cambia los planes y lo cierto es que esta semana nos ha pasado a nosotros, al igual que otros muchos amantes del mundo de la pelota que han visto cómo una de las figuras y nombres más reconocidos en este ámbito nos ha dejado.

Emilio Peris, el Zurdo, nos ha dejado esta semana con tan solo 64 años dejando más huérfana que nunca la Pilota Valenciana y sobre todo el raspall en La Safor.

Esta semana pensaba hablarles de las obras, de lo importante que es la buena planificación, el poder acabarlas. De cómo se está viendo que algunas de las que están ahora mismo paralizadas o lo han estado hasta hace unas semanas, están empezando a retomarse y algunas de ellas, como la del Palacio de Congresos o el propio Trinquete se van a acabar en tan solo unos meses.

Obras importantes en ámbitos diferentes pero a la vez complementarios. Por un lado ese salón de congresos que pretende proporcionar una excusa más a los posibles visitantes para que se den cita en Gandia y la Playa, también en temporada baja.

Por otro lado está el Trinquete, que tanta polémica generó al principio y que ahora, parece que por fin va a ver cómo se acaban las obras en el primer trimestre del año, lo que permitirá que Gandia vuelva a recuperar una sede donde practicar, aprender y disputar partidas de pilota, con la modalidad más típica de la Safor que es el Raspall.

Una auténtica lástima que el que ha sido protector y preservador de nuestro deporte autóctono en la comarca y durante muchos años responsable del trinquet que había en Gandia y del que muchos todavía guardamos agradables recuerdos, no pueda ver cómo su deporte, nuestro deporte vuelve a tener sede en Gandia.

Sé que estas cosas no sirven de gran cosa, pero quizás sería el momento de no sólo recuperar el trinquete en Gandia, sino además hacerlo con el nombre de El Zurdo, en homenaje póstumo a la figura más importante del raspall que hemos tenido en la ciudad.

Yo quería además esta semana hablarles de otras obras, las de la Plaza Tirant, que ahora parece que por fin van a ser una realidad, aunque qué quieren que les diga, después de ver todo lo que hemos visto y vivido con esta plaza, inauguraciones incluidas, casi será mejor esperar a ver qué pasa con la adjudicación pendiente para pronunciarse, porque dos legislaturas y pico después, casi valdría la pena ver qué hacen con la plaza y si por fin se convierte en un espacio útil para los ciudadanos y nos solo un espacio vacío, ocupado solo por unas casitas que no se sabe muy bien a qué se van a destinar y que además de momento solo sirve para ser ocupada en ferias o saraos similares.

La pérdida de Emilio Peris seguro que va a marcar a toda una generación que lo han visto luchar por mantener el deporte de la Pilota, espero que su lucha y sus desvelos se vean recompensados no solo con el reconocimiento de los profesionales y entendidos de la materia, sino también con la recuperación del nombre para lo que durante mucho tiempo fue el palacio de la pilota en la Safor y que ahora podría volver a alzarse en Gandia.


CARMEN BERZOSA

De premios y premiados

Escrito por ondanaranjacope 27-10-2017 en Editorial. Comentarios (0)


Se ha celebrado la XVIII Gala Empresarial Premios FAES, una edición en la que lo único que ha pasado desapercibido es el numeral que convierte en mayor de edad a la Gala y de alguna forma también a la Federación.

Hay aspectos que han llamado poderosamente la atención, como el hecho de que haya sido la Gala a la que más personalidades políticas han acudido en muchos años. Creo que lo normal, teniendo en cuenta la importancia que va adquiriendo la Patronal de la Safor, sería que las autoridades desembarcaran de forma habitual en este evento, o mejor dicho, lo habitual debería ser que el Presidente de la Generalitat acudiera a este evento si no todos los años, al menos de forma continuada, en lugar de hacerlo cada 14 años. He de reconocer que afortunadamente hay otras autoridades que, bien por su vinculación con la Safor, bien por reconocer la importancia del acto, año tras año suele acudir a la Gala y eso también es justo destacarlo.

Otro de los aspectos que creo que hay que destacar es que el aforo del Aula Magna de la Escuela Politécnica Superior de Gandia se quedara pequeño, lo que significa que cada vez genera más expectación la Gala pese a que este año se conocía de antemano el nombre de los premiados. Los empresarios se van creyendo en serio la importancia de su unión y lo conveniente de reunirse en eventos ya sean formativos, lúdicos o reivindicativos y los tres caracteres los reúne la Gala.

Este año se nos presentaban importantes novedades, quizás la más destacada sea que una semana antes de la entrega de premios se daba a conocer los premios y era así porque por primera vez eran las empresas las que presentaban sus candidaturas para poder optar a los premios repartidos en cinco categorías diferentes.

Es una fórmula nueva para la Federación que se ha visto, a tenor de las empresas presentadas, acertada. La Safor es una comarca de micro pymes y pymes, muchas de ellas de carácter familiar que han tenido que adaptarse a las diferentes revoluciones como han podido y que ahora han de luchar para adaptarse a la denominada cuarta revolución, tal y como dice el propio presidente, Rafa Juan.

Pero sin lugar a dudas, en la última gala FAES quien más ha brillado, muy a su pesar, ha sido el presidente, Rafael Juan, y lo ha hecho porque pone fin a su presidencia en apenas unos meses. Una presidencia difícil, le ha tocado gestionar la Federación durante toda la crisis económica, y lo ha hecho con una increíble humildad, invitando a todos los sectores productivos de la comarca a participar, dándoles a todos y cada uno de ellos la importancia que merecen. Ha conseguido ostentar la dirección cuando ha sido necesario gracias a que ha sabido rodearse de gente dispuesta a trabajar de forma altruista y delegando en ellos muchas de las tareas y decisiones. Porque con su forma de ser, ha sabido estar, representar y reivindicar los intereses de una Federación que tiene casi tantas diferencias como coincidencias. Porque ha sabido ceder el protagonismo a la Federación en todos y cada uno de los lugares a los que ha ido sin que se olvidara la importancia de la persona y de lo que representaba.

Trabajador incansable, humilde, previsor y un tanto visionario, ha conseguido uno de los tres objetivos que se marcó cuando accedió a la Federación, al menos eso dice él, aunque yo creo que ha conseguido mucho más que la independencia económica, ha conseguido que la Federación deje de ser un proyecto para ser una realidad que ya nadie puede obviar.

Carmen Berzosa