Blog de Onda Naranja Cope

Editorial semanal

Onda Naranja Cope 90.6FM (la Safor)

Fitur de nuevo

Escrito por ondanaranjacope 17-01-2017 en Editorial. Comentarios (0)


No debe ser nada fácil presentar una oferta turística cada año que sea revolucionaria, novedosa, destacada, que consiga la aceptación del público y el sector y que consiga cumplir objetivos de forma rápida y visible. Sobre todo si no tenemos claro cuál es nuestro modelo turístico o si caemos en generalidades como “somos destino de sol y playa pero también de mucho más”. Sobre todo porque en esas generalidades, segura estoy, que entran muchísimos de los municipios que acuden a esta feria, al igual que otras muchas ferias.

Claro que, en este caso, como ocurre en otros muchos, mal de muchos acaba siendo consuelo de tontos, o lo que es lo mismo, de nada sirve tener el mismo problema de los demás, porque siempre hay alguien que ha encontrado la solución, o el modelo, o la oferta o la fórmula con la que consigue la atención necesaria en la Feria, lo que se traduce en conseguir turistas y por tanto clientes y así una rentabilidad económica que es lo que se busca en definitiva.

Hemos pasado años renegando del turismo de sol y playa, para ahora rendirnos a la evidencia, nuestro turismo es de sol y playa porque en eso, que además es en lo único en lo que no tenemos ni intervención ni mérito, somos los mejores, o para no pecar de presuntuosa, de los mejores, pero porque la Naturaleza nos ha hecho ese regalo.

Sí, es cierto que existe un importante esfuerzo por parte de las administraciones para conseguir un cuidado especial de las playas, preservando el medio, manteniendo la limpieza, ampliando al máximo los servicios, algo que ya le ha valido a la ciudad de Gandia el premio que recoge en esta edición del Sictec, pero sinceramente, da la sensación que eso no es suficiente, sobre todo cuando vemos que se produce una especie de deriva en las propuestas. El año pasado se eliminaron los conciertos, este año se recuperan los conciertos. El año pasado se presentaba un festival musical, este año se ha eliminado dicho festival, aunque se reconoce que se está esperando la propuesta de una empresa privada para sustituir el festival de Semana Santa por uno en el mes de julio.

Es difícil innovar en FITUR, sobre todo cuando se ha de competir con tantas y tantas ofertas como las que presentan otras provincias, comunidades y países.
Parece que sería más productivo si se trazara una línea de consenso entre todos para saber qué tenemos, qué queremos y qué estamos dispuestos a hacer para conseguirlo, turísticamente hablando, claro.

En este sentido, no puedo dejar de hablar de una propuesta, que pese a que no va a FITUR, puede que a algunos les dé la clave. Esta semana se han iniciado los porrats, Oliva ha vivido el suyo con gran éxito de participación y asistencia, pero pese a la importancia de las Calderas, si hablamos de porrats en La Safor, nos hemos de referir al más antiguo, el de Potries, que reconoce el importante esfuerzo que realiza año tras año para conseguir dar a conocer todo lo que son, tienen y hacen. Un esfuerzo que cuenta con la colaboración de todos, desde las asociaciones, los políticos, los restauradores y comerciantes y también los vecinos que saben que durante 15 días han de renunciar a la tranquilidad de sus calles para poder dar a conocer su fiesta. Su alcaldesa decía El Porrat es nuestro FITUR, la posibilidad de dar a conocer a todo el mundo lo que somos y lo que hacemos.

Quizás si nos fijáramos más en este tipo de propuestas y nos olvidáramos de cuestiones partidistas, políticas y particulares, conseguiríamos seguir una línea, que a lo mejor no asciende de forma vertiginosa, pero sí paulatina, lo que nos permitiría tener una continuidad necesaria para mantener nuestros municipios como destinos turísticos ineludibles.


Para todos

Escrito por ondanaranjacope 16-12-2016 en Editorial. Comentarios (0)


Llega la Navidad y con ella vuelven los buenos propósitos, porque parece que con el inicio del mes de diciembre todos recordamos que debemos compartir, recordar, felicitar, regalar. Es algo que muchos consideramos totalmente injusto, ya que Navidad o mejor dicho, el espíritu navideño debería acompañarnos todo el año.

Estos días vemos cómo proliferan las acciones solidarias, las recogidas de alimentos, juguetes, dinero, promociones para facilitar la vida, en la medida de lo posible, y también acciones que pretenden promover la acción comercial, aquello de aprovechar cualquier oportunidad para generar negocio, teniendo en cuenta que el negocio genera riqueza y siguiendo aquella máxima de que el dinero por donde pasa deja rastro.

En esa línea, la mayoría de los Ayuntamientos y asociaciones de comerciantes locales se afanan en estas fechas en adornar calles, escaparates, comercios y demás, por aquello de combatir el frío que puede hacer más atractivo lo de quedarse en casa y conseguir animar a los ciudadanos a que salgan, paseen y compren, dando así un importante impulso a la economía loca. Gandia también se suma a esa máxima y realiza una ornamentación navideña en sus calles, lo que en esta ocasión ha generado también serias críticas y no por el mayor o menor gusto y acierto de la ornamentación, que para gustos colores, sino por la distribución de los adornos. Vamos, que hay menos bombillitas, menos adornos y menos calles y plazas adornadas, lo que sumado al cierre del tráfico del centro de la ciudad para potenciar el uso peatonal hace que cuando llega la tarde del viernes haya muchas calles tan sumamente oscuras que resulta un tanto tétrico pasear por ellas, lo que no ha tardado en generar críticas, sobre todo por parte de algunos comerciantes sobre las medidas que ha adoptado el ejecutivo local.

Puede parecer una vanalidad, pero lo cierto es que los comerciantes se ven seriamente agraviados por el comportamiento del ejecutivo, ya que la falta de adornos navideños supone que los ciudadanos prefieren pasear y por tanto comprar allí donde hay iluminación y adornos. No se trata de si una calle tiene más que otra, sino de por qué algunas calles sí tienen adornos y otras, colindantes e igualmente comerciales carecen de ellos.

Seguramente muchos estarán pensando que quien quiera adornos, que se los paguen, y seguramente tengan razón, pero por la misma razón, si la Navidad llega para todos, los adornos también deberían llegar para todos o para ninguno, o al menos, que también sería otra propuesta a tener en cuenta, que se consulte en el consejo de comercio o en el de participación ciudadana la conveniencia de adornar la ciudad por Navidad, lo que nos debemos gastar y hasta dónde se considera una calle o plaza como céntrica o comercial.

Entiendo perfectamente a los comerciantes que se sienten agraviados, pero qué quieren que les diga, no me parece que la crítica en las redes sociales, por mucho que sea de agradecer que lo hagan con nombres y apellidos y a cara descubierta, sea la mejor fórmula para conseguir resultados. La Navidad ha de ser para todos, incluso cuando se pretende potenciar la actividad comercial, porque debería de ser para todos por igual..

CARMEN BERZOSA


De humildad

Escrito por ondanaranjacope 25-11-2016 en Editorial. Comentarios (0)


Hoy no quiero dejar pasar la oportunidad de hablar en estas líneas de una persona buena, que es más que una buena persona. Reme Lloret.

Según lo entiendo yo, una buena persona es la que procura no hacer daño de forma intencionada a nadie, mientras que una persona buena va mucho más allá y su objetivo es el de hacer el bien, mejorar la vida de los demás, ayudar a que este mundo sea mejor gracias a su acción, y además las personas buenas, suelen no ser conscientes de que lo son, no son amigas de halagos, reconocimientos, publicidades, etc. Suelen ser modestas porque, en su bondad intrínseca, está el entender que lo que ellos hacen es lo normal, lo que debería hacer todo el mundo, por lo que entienden que no hay mérito en nada de lo que hacen y por tanto nada digno de reconocimiento.

Este es el caso de Reme Lloret. Ella no solo es el alma mater de Buñuelos sin fronteras, la instigadora del comedor social de Gandia que da de comer diariamente a más de 250 familias gracias a todo lo que son capaces de recoger por toda la comarca. Además, es una persona humilde, pedigüeña, aunque rara vez para ella, y sobre todo es una persona vital, alegre, optimista y muy, muy, muy trabajadora.

Hace unos años se indignó cuando vio que la gente recogía comida, o algo así, de los contenedores y decidió poner todos sus esfuerzos en conseguir que ninguna familia de Gandia se quedara sin un plato de comida caliente, pero ahora que ya tiene institucionalizado su comedor social, ahora que ya tiene voluntarios y voluntarias que le ayudan en la ardua tarea de conseguir la materia prima, preparar, cocinar y repartir esa comida, ahora su cabeza y su corazón se han puesto a trabajar de nuevo para conseguir que las familias que lo necesiten, aunque sea de forma transitoria tengan un techo bajo el que resguardarse y una cama en la que dormir a diario.

Está propuesta para ser declarada hija predilecta de la ciudad de Gandia y hace tan solo unos días se enteró de la propuesta. ¡Qué enfado! Ella no entiende por qué le dan ese premio, aunque reconoce que le llena de orgullo. Y es que dice que ella no ha hecho nada, al menos nada raro ni difícil. “No he hecho nada que no haga cualquier niño de 7 años” me dice, y tiene razón, reflexionando me he dado cuenta que los niños entre los 5 y los  7 años lo comparten todo. Comparten su almuerzo en el patio, sus juguetes, dan las cosas porque “ellos no tienen” y se desprenden de su bien más preciado con felicidad porque dan a quien no tiene. ¿A ver si lo mejor en la vida es no crecer, no rebasar esa barrera de los 7 años?, al menos en algunos aspectos. ¿Se imaginan cuántos problemas nos ahorraríamos?

Ya sé que es una utopía, pero lo cierto es que si pudiera hacerse, seguramente Reme tuviera razón y su talante, su energía vital entregada a los demás, su inagotable transitar, siempre en su coche rojo, para conseguir alimentos, bebidas y todo lo que le dan para los demás, sería algo mucho más habitual, o incluso innecesario, pero lo cierto es que en esta sociedad nuestra, en la que la donación a los demás es algo tan raro, es importantísimo que aparezcan, al menos de vez en cuando, personas como Reme Lloret que no solo nos hacen rascarnos los bolsillos por los demás, sino que también nos rascan las conciencias y nos obligan, sin querer, a colaborar en todos los proyectos que nos propone.

Así que aunque solo sea por eso, Reme, sí mereces ese nombramiento y sobre todo fuerza y salud para ver tus proyectos hechos realidad, porque personas como tú sí son un ejemplo a seguir, alguien del que sentirse orgulloso por ser de tu ciudad, por haber colaborado en alguna ocasión contigo o simplemente por haberte conocido, por tanto, bienvenido el reconocimiento y los “locos” proyectos que sigues teniendo.


CARMEN BERZOSA

De estudios y elecciones

Escrito por ondanaranjacope 11-11-2016 en Editorial. Comentarios (0)


Hay cosas que resultan un tanto difíciles de entender, como por ejemplo que haga falta realizar un estudio con mediciones y demás, para saber que el paso de la N-332 por el centro de los municipios de la Safor es perjudicial.

Lo cierto es que nos venimos quejando de la travesía desde hace tantos años que me resulta imposible poner una fecha para el inicio de las mismas, pero sí recuerdo manifestaciones, movilizaciones, quejas y protestas, hasta la creación de una plataforma cívica para protestar por la incidencia que el paso de la carretera por el centro de la ciudad de Oliva y las muertes que la misma había causado.

Quizás como novedad diré que hasta ahora parecía que era una lucha o un clamor de Oliva al que se sumaban tímidamente los demás pueblos afectados, mientras que ahora son precisamente esos municipios los que están realizando sus mediciones para poder confirmar científica y fehacientemente que tener una carretera con la densidad de tráfico que tiene esa, cruzando los municipios y partiéndolos por la mitad, perjudica a la salud tanto física como mental de los vecinos.

Otra de las buenas noticias con respecto al estudio es que ha sido encargado a la Universidad, en concreto a la Escuela de Gandia, lo que viene a demostrar que somos conscientes del prestigio de nuestra entidad y que además confiamos lo suficiente en ella para poder utilizar sus conclusiones para poder realizar las reivindicaciones y peticiones necesarias.
 
Si hiciéramos caso de los estudios, sabríamos que las consecuencias de tener el ruido y la contaminación ambiental que soportan los vecinos de los municipios afectados generan tanto dolor de cabeza como congestión, aumento de la sensibilidad y alergias, además de los correspondientes trastornos psicológicos por tener que soportar un tráfico constante. Problemas que redundan en nuestra salud y también en nuestro bolsillo, ya que es la Seguridad Social quien ha de hacerse cargo del tratamiento de los afectados.

No sé el caso que harán nuestros políticos y gestores del estudio, espero que mucho aunque también me temo que esperarán para pronunciarse a que se libere el peaje de la A7 y así poder usarla como ronda natural sin tener que invertir nada, lo que tampoco es mala solución.

A pesar de todo, lo que me parece más positivo de todo es el que sea la Universidad de Gandia la que realiza el estudio. Primero porque demuestra que la EPSG adquiere cada vez más prestigio, segundo que nos creemos cada vez más la importancia del papel que puede y debe jugar la Universidad en nuestra sociedad y además como tercer punto positivo, corroborar que en nuestra EPSG se investiga.

Es bueno que fijemos la atención en la Universidad, sobre todo porque estos días el Campus de Gandia está más de actualidad que nunca ya que se enfrenta a un proceso electoral para elegir Director y lo hace con dos candidaturas, la del Profesor Marín y la del Profesor Alba.

Espero que en esta ocasión los votantes lo tengan claro, sepan lo que quieren y lo que se puede hacer y sobre todo que reconozcan clara y abiertamente cual es el proyecto que prefieren, así nos evitaremos soponcios como los vividos por muchos en la noche del martes al miércoles cuando, contra todo pronóstico, Trump se convirtió en presidente de EEUU.



CARMEN BERZOSA

Y van XVII

Escrito por ondanaranjacope 28-10-2016 en Editorial. Comentarios (0)


Han pasado ya 17 ediciones de los premios empresariales de FAES. He de reconocer que nacieron con más detractores que seguidores, pero al final se ha impuesto la lógica y ahora están plenamente consolidados.

Este es uno de los actos más importantes, o al menos con mayor repercusión mediática y afluencia de público y personalidades que organiza la Federación en todo el año. Un acto que además tiene más importancia de lo que pudiera parecer. En primer lugar porque ofrece la posibilidad de que representantes institucionales de diferentes administraciones estén juntos en el mismo acto y con tiempo para hablar y cambiar impresiones con los empresarios  y en segundo lugar, porque permite que los empresarios, del mismo o diferentes sectores puedan compartir experiencias, conocer los problemas o aciertos de los demás y sobre todo, saber las intenciones de los políticos y responsables en cuanto a infraestructuras e inversiones, aunque las intenciones son una cosa y las realidades otras muy distintas.

En la gala de este año, además de cambiar el formato de los premios, algo que me parece sinceramente todo un acierto, hemos podido conocer algunos aspectos importantes sobre las reivindicaciones. Qué debemos reivindicar y por qué se nos promete año tras año que se va a invertir en determinadas infraestructuras que luego no llegan nunca.

Una de las cosas buenas que ha tenido la reunión de este año ha sido ver cómo poco a poco FAES va consiguiendo la notoriedad e importancia necesaria para que cuando se convoca a un interlocutor, como mínimo acuda y escuche, y no, no me refiero a la invitación para la gala, que también es clara la importancia del evento habida cuenta que casi todos estuvieron allí, me refiero a que cuando desde FAES se les pide una reunión, cita o similar, se atiende a los representantes sin demorar en demasía la cita.

Dice Rafa Juan, y creo que tiene razón, que en infraestructuras no debemos de reivindicar en exceso, aunque sí es necesario que nos comparemos con las comarcas vecinas, o no tan vecinas, porque de esta manera podremos competir partiendo desde la misma base. No es justo y no debería parecerles lógico a nuestros políticos que una autovía tan transitada como la del Morquí todavía no esté finalizada, o que no se haya desdoblado una de las pocas líneas férreas rentables en España como es la de Valencia – Gandia. Eso sin tener en cuenta lo que nos está costando que se acabe el acceso sur al puerto, y de los polígonos y la tecnología necesaria, no hablemos.

Aun así, como decía Sánchez Salinero en su intervención, no debemos buscar excusas para explicar por qué no prosperamos como se espera, ya que hay otros países o regiones que tienen menos posibilidades que nosotros y prosperan. En esto, como en todo, mirar sólo al que está mejor no suele servir de muchos.

Por cierto, dos simples apuntes a la gala, que por lo demás me pareció cuasi perfecta. El primero, hay que estudiar el trato a los medios de comunicación. Por muy bien que lo hagamos si no somos capaces de tratar bien a los que lo tienen que contar, no obtendremos una repercusión adecuada a la altura del evento. La segunda puntualización: o premios o conferencia, pero una conferencia que no puede llegar de forma adecuada al auditorio porque hay que hacerla deprisa y corta, en lugar de añadir valor, a lo mejor le resta.

Por lo demás, enhorabuena a FAES por la gala, por los premios, la selección de premiados, pero sobre todo, por estar ahí defendiendo los intereses del sector empresarial de la Safor

CARMEN BERZOSA